Qué carajo es esta mierda?

Un blog que recopila material relacionado al gran poeta y filósofo Martín Uruguay Martínez y a la llamada Generación Morón, a la que él perteneció. Textos del autor, videos de lecturas en la que se representa su poesía así como trabajos críticos sobre su vida, obra y contexto histórico: todo esto podrás encontrarlo en el blog.


Fundación Martín García Uruguaya:
Dr. Francisco Hertten - Presidente
Lic. en Psic Enrique Pitochico - Vicepresidente
Prof. Hoski - Secretario

martes, 13 de octubre de 2015

Palabras del Dr. Francisco Hertten en la presentación de "Poemas de la Pija"

El jueves 8 de octubre se presentó en el Verde (Tristán Narvaja y Paysandú) el tan esperado "Poemas de la Pija", de Martín Uruguay Martínez. La ceremonia iba a estar a cargo de Hoski, Martín Palacio y el distinguido Dr. Francisco Hertten, quien por problemas en la aduana paraguaya no pudo asistir. Sin embargo, desde la presentación se pudo establecer comunicación con él vía skype. Este fue el discurso que el afamado Dr. pronunció en ausencia:



"Muy buenas noches a todos los presentes, les habla el Dr. Francisco Hertten, Presidente de la Fundación Cultural Martín García Uruguaya. Lamento no estar presente con todos ustedes en este día histórico pero tuve algunos inconvenientes en aduana que me impidieron llegar en tiempo y forma para esta presentación. Paraguay no es lo que era. En tiempos de mis antepasados alemanes, las fronteras estaban abiertas y se podía oler la fraternidad del pueblo guaraní. Y ahora por un par de... Bueno, disculpen, les decía, lamento no estar presente en este día histórico. Hoy conmemoramos el regreso definitivo a la vida de quien sea quizá el poeta más importante del Río de la Plata: el excelso Martín Uruguay Martínez. Nacido en Morón, hasta lo que sabemos en 1904, Martínez se trasladó a Montevideo siendo aún adolescente y gracias a la “ayuda” que le proporcionara el generoso Mario B. pudo establecerse fácilmente en nuestra capital. El resto de la historia empieza a hacerse conocido: escribe en prensa para el diario colorado ¿Qué se siente no estar en el gobierno por 100 años?, se dedica a la lectura autodidacta de Frege, Vaz Ferreira y la recién surgida teoría física-metafísica del Aio que revolucionaba por esos tiempos los salones y las academias norteamericanos, y luego de un breve viaje por Europa en donde conoce a Vicente Huidobro, se suma a las vanguardias literarias recientemente surgidas. Empieza entonces su corto pero fugaz camino en la poesía... (Eh, bueno... ¿Cuánto es? ¡Nooo! Me tas robando...).

Estem... Como saben Martínez dejó dos libros publicados: Poemas de la Pija (de 1927) y El Caballo de Saravia tenía la cola cuadrada (1929), ambos bajo la bandera estética del pijismo. Como ocurrió con toda la Generación Morón, si bien fue un artista de impacto, que legó un invalorable aporte al ambiente cultural y a los artistas de la época, su obra fue olvidada rápidamente, los pocos ejemplares de sus libros (3) desaparecieron y su nombre se transformó en invocación de malditos, votantes de Asamblea Popular y comensales del Carrito el Imbatible de Colonia y Magallanes. Hoy que reeditamos Poemas de la Pija con el apoyo inestimable de la Fundación Martín García Uruguaya, que tengo el honor de presidir, de la editorial emergente El Pingüino Down, y el trabajo magistral de Carlos Daniel Tellechea (sí, existe, se llama así), Martín Buquet y Nicolás Plá, estamos rescatando de la nada montevideana a un autor histórico y contemporáneo, una boca de pastabase para académicos alocados a los que no les gustará un carajo el libro pero verán en él la posibilidad de una ponencia y dos minitas del IPA... Y el apoyo internacional no se ha hecho esperar: desde México, desde Brasil y Chile nos escriben muchas señoras de edad que no saben manejar facebook y nos desean con fervor vaginal de otoño la suerte que esperamos tenga este emprendimiento. Lamentablemente no hemos tenido esa dicha en relación a las paraguayas... Se ve que los paraguayos hacen mal su trabajo... O les quedó metida la de la Triple Alianza. Japino turae, japino turae, no quiere ser yiyi y todo lleno de mosquitos y de defensas que te pegan y te marcan cuerpo a cuerpo cuando caminás a esperar el ómnibus, ofrenciéndote relojes Roles, que no son precisamente de la misma marca que los autos... Pero bueno, me fui de tema y no es la idea...



Sí, sí, como les decía hoy es entonces un día histórico, el día en que rescatamos a Martín Uruguay Martínez del olvido impuesto por la dictadura de Terra y la pacata Generación del 45. De aquí en más nos espera el reconocimiento académico, social y político: el cocinero con P preparando un café con Merka, Verónica A. realizando un discurso en el salón de los Pasos Perdidos con un consolador en la concha realzando el papel histórico de Martínez, un aula de Humanidades con su nombre y un número homenaje de la revista SIC para conmemorar su nacimiento. De acá en adelante solo nos espera la gloria. Como dijera Diego Fischer en su libro La Literatura uruguaya no es más que un cúmulo de anécdotas pedorras, “Martín Uruguay Martínez volverá de la oscuridad e inundará las calles de pijas. Pijas voladoras. Pijas mutantes. Pijas con forma de pan dulce insoportable con fruta seca. Pijas y un libro. La aurora del intelecto”. Sin tanta academia, podemos citar a Yamilla, una muchacha de mi establecimiento quien a propósito de nuestro Vate refería: “Este Martínez que tú me nombras parece no tener vaina. Y dele candela paquí y dele candela paiá... En República Dominicana le hacíamos monumento”. (No, bo, no tengo más guita... ¿Y a mí qué mierda me importa Artigas?, yo soy alemán... Andá a tomar tereré hijo de puta. Seguís rompiendo la pija y mando llamar a Markarian. Ah sí te calmaste, la concha de tu hermana...). Y antes de que estos muchachos me narcotrafiquen los órganos para venderlos en algo similar a la Feria de Piedras Blancas pero de acá los conmino a brindar, a celebrar, a congraciarse por ser parte de un acontecimiendo que dejará huella (no, yo no pedí ningún servicio, calmate un poco)... Qué viva el excelso Uruguay Martínez, que viva la Generación Morón, pero salí hijo de puta, qué viva el bello púbico de Armonía Sommers, qué viva Latinoamérica pero sin indios, qué viva (ay, ay, son los hijos de Fernando Lugo)..."


Fotos: 1) Francisco Hertten; 2) Hoski y Martín Palacio Gamboa durante la presentación en el Verde, estableciendo contacto con el Dr. Hertten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario