Qué carajo es esta mierda?

Un blog que recopila material relacionado al gran poeta y filósofo Martín Uruguay Martínez y a la llamada Generación Morón, a la que él perteneció. Textos del autor, videos de lecturas en la que se representa su poesía así como trabajos críticos sobre su vida, obra y contexto histórico: todo esto podrás encontrarlo en el blog.


Fundación Martín García Uruguaya:
Dr. Francisco Hertten - Presidente
Lic. en Psic Enrique Pitochico - Vicepresidente
Prof. Hoski - Secretario

lunes, 3 de noviembre de 2014

Martín Uruguay Martínez - Poema para ser recitado en un bondi

Poema para ser recitado en un bondi[1](extraído de Poemas de la Pija)





damas y caballeros que viajan en este colectivo
tengan todos ustedes muy buenas tardes
con el permiso del señor conductor aquí presente
y del guarda imaginario que me saluda desde el asiento
que ahora ocupa un pendejo infumable de cinco años
cuya madre no puede controlar pues se encuentra
demasiado ocupada en parir ocho o nueve pibes más
los cuales serán idealizados y naturalizados en el entendido
cristiano socialista demodé de que la pobreza enaltece y la madre de Viglietti
paso a quitarles un minuto de su tan amable atención

mientras les entrego estos pequeños almanaques
del próximo año mil novecientos veinticuatro con foto y mensaje al dorso
les cuento que si bien no traigo curitas ni chocolates Nikolo
lo que yo tengo para ofrecerles es ante todo una historia
la historia de lo que puede ocurrirle a cualquiera
ruego tomen un segundo la estampita en sus manos
y ofrezcan el oído a las ondas acústicas que contra la voz de Petinatti
propia de la imbecilidad de los choferes uruguayos
que se escucha en la radio del ya citado autobús montevideano
intentaré transmitirles

yo antes me drogaba me hacía tatuajes
iba a ver a Peñarol y tomaba vino en la esquina
mi madre me daba plata para estudiar
y yo me la gastaba en merka
me la gastaba en cigarrillos y en tinto
andás por mal camino me decía mi viejo
buscate un laburo y dejá la joda
mirá que por ese lado nunca se termina bien
pero yo no escuchaba sus consejos
ni los consejos que me aconsejaban escuchar sus consejos
pues todas las acciones destinadas a nuestra propia modificación
se hacen desde lo que ya somos y queremos
y si bien puede quererse no puede querer quererse
siendo de este modo que yo no deseaba cambiar
                        y punto y regresión infinita
y entonces me tendría que meter en el orto todo el cuentito este
y no puedo culpar a nadie ni arrastrarme como un zombie
de la droga a Jesucristo yo antes me drogaba me hacía tatuajes
iba a ver a Peñarol y tomaba vino en la esquina
mi madre me daba plata para estudiar
y yo me la gastaba en merka

(enero febrero marzo
febrero de veintinueve días
un gatito en un canasto
abril mayo mi cumpleaños
junio la primera vez que me hice cojer
habría que hacer debutar a los bebés
desde cuando nacen
prenderles un Malboro
y que les chupen la pija
setiembre octubre noviembre
en noviembre en cuanto nazca)

ustedes se preguntarán si no me da vergüenza  
andar haciendo esto en los ómnibus
pero vergüenza
            vergüenza sería que saliera a robar
y yo ya estuve en esa
y tuve que pagar con dos años de mi vida
cuando me di cuenta me había dejado mi mujer
mis padres ya habían fallecido
y yo era un adicto en situación de calle
            cuya única salida era robar
siendo que cuando digo “única salida”
se trata de un mero artificio retórico
que de ningún modo intenta negar
            mi responsabilidad moral al respecto
pues siempre es uno mismo el que llega
a las situaciones y a las opciones que se le presentan
y el único atenuante que tenemos por haber elegido mal
es no haber tenido la suficiente lucidez como para ver
el camino del Señor Todopoderoso que nos guía
yo antes me hacía tatuajes
me drogaba y me drogaba (iba a ver a Peñarol)

(cuando todo sea noche
busca en ti mismo tu luz interna
un gato en un canasto
julio agosto diciembre
si adivinás el patrón lógico de la secuencia
te doy un billete de cincuenta
muchas gracias
lo del hombre es teología
con esa cabeza arcaica
no creo que agarre un peso)
           
porque nadie está libre de la droga
o de tener un hijo que se drogue
(ni siquiera Luis Alberto Lacalle)
porque estoy convencido de que la droga es una mierda
aun cuando lo único que tengo ganas de hacer en la vida
es fumarme otro chaski y mandar todo a la mierda
es por eso que hoy les pido que me den una mano
como hace el pelado banana que se hace llamar licenciado
en el programa para retardados que ya hice referencia
está sonando en este momento una mano
la que usted pueda vecina
la que usted pueda señor gnomo irlandés
que viene colgado del pasamanos
nadie está libre de la paradoja
de ser libre y no saberlo y en consecuencia elegir mal
nadie está libre de la droga
o de tener un sobrino nieto que se drogue
(ni aún el mismísimo Pepe Batlle)
es por eso que[2]





////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

El ómnibus finalmente no chocó no tuvo tiempo
unas cuadras más adelante fue atacado desde un puente
            ubicado en los accesos a Montevideo
por un grupo de adolescentes furiosos de esos que hay que meter presos
que arrojaron sobre el coche
una lluvia de vergas voladoras amorfas de tendencia levemente triangular
afortunadamente no hubo que lamentar heridos
sí hubo que lamentar muertos
catorce


----------------------------------------------------------------------------------------------------------


[1]“Martín Uruguay Martínez fue el primero en utilizar la palabra bondi en el contexto lingüístico uruguayo. Porque siempre se puede rastrear el momento original de algo; porque la historia no es otra cosa que la reconstrucción de los cambios; esos momentos en que los sujetos están totalmente plenos de conciencia y se proponen imponer al futuro (es decir a nuestro tiempo) su visión de las cosas. Hacer historia significa explicar cómo llegamos a ser lo que somos, identificando los puntos exactos de bifurcación. En ese sentido, la historia de la Lengua Uruguaya debería tener para siempre bien claro que el primero, el pionero de la porteñización léxica fue nuestro poeta. ¿Por antiporteño? ¿Por cercanía identitaria? ¿Por nihilizar la tradición y el buen gusto de las maestras, poetas y políticos uruguayos? Las interpretaciones sobreabundan; Martín Uruguay Martínez es un autor nouménico...”

Extraído de El vergo rioplatense. Revista de crítica. Número II. Bella Unión, 1933; artículo de Larbanois-Nahúm (Francisco Hertten).


[2]En este y otros versos cortados del poema y del libro en general es posible encontrar una parodia al vaginismo, movimiento vanguardista fundando por el antagonista literario de Martínez, el poeta polaco-argentino Lev Nazgul. El nombre original del movimiento se debe a dos razones: la oposición radical a la virilidad furiosa expresada en la estética de Martínez y la certeza no sarcástica de que el aparato sexual femenino no es más que una forma castrada o al menos deformada de el del hombre. Esta última convicción llevada al plano formal es la que explica la utilización de esa sintaxis incompleta característica de Nazgul, que aquí nuestro poeta parece estar parodiando (Nota del editor).






No hay comentarios:

Publicar un comentario